Buscar en el sitio

Garantía

Garantía de los productos.

Los Productos están garantizados durante un periodo de DOS (2) AÑOS a partir de su entrega contra cualquier vicio de fabricación, de diseño o de material.

No obstante, el comprador deberá informar a MILANO de la falta de conformidad en un plazo de DOS (2) MESES desde que tuvo conocimiento de ella y, en caso de que se supere dicho plazo, cualesquiera de los daños que pudiesen existir serán asumidos por el Cliente.

Durante el periodo de garantía, MILANO se compromete, a su elección, a sustituir o a reparar los Productos reconocidos como defectuosos por sus servicios. Si no se puede proceder a la reparación o a la sustitución del bien, el Cliente puede devolver el producto y recuperar el dinero o conservar el bien y recuperar una parte del dinero. Los Productos cambiados disfrutan de la garantía por el periodo restante.

La garantía no incluye:

- Los daños en el producto que resulten de su desgaste normal teniendo en cuenta su naturaleza, su función y su composición.
- La garantía no cubre los desplazamientos, ni las deficiencias ocasionadas por negligencias, golpes, uso o manipulación indebida, instalación incorrecta no efectuada por el servicio técnico autorizado o materiales sometidos a desgaste por uso normal.

La fecha de inicio de la garantía es la que figura en la factura de compra, que se enviara por correo electrónico una vez entregada la mercancía.

La garantía de los productos adquiridos, será la factura de compra, reconociendo al cliente su derecho a la reparación del artículo, sustitución, la rebaja del precio y la resolución del contrato.

Determinadas características normales de las materias naturales (vetas, nudos, marcas de la piel, variaciones de tono, etc.) son signos de autenticidad y embellecen un producto, no siendo causa de reclamación.

Si un producto sujeto a garantía ha sido trasladado a un domicilio diferente al que fue entregado por nuestros medios, será responsabilidad exclusiva del comprador que dicho desplazamiento no haya afectado al estado del bien objeto de la posible reclamación.

La garantía quedará invalidada si se alteran, modifican o sustituyen los datos de la factura.

Garantía de los Sofás.

Los sofás tienen una garantía de 2 años.

Esta garantía quedará invalidada en los daños producidos:

- Transportes, accidentes, usos impropios y otros daños no debidos al normal uso del producto por parte del cliente tras la entrega de la mercancía. Esta garantía solo cubre los desperfectos por transportes ocasionados antes de la recepción del material.
- Transportar el producto sin el embalaje original
- Quemaduras, cortes, roces, arrugas, señales, arañazos u otros daños causados por animales o por uso inadecuado del producto.
- Uso o contacto con productos químicos (ácidos, disolventes, tintes, pintura, amoniaco, lacas u otros productos de peluquería…), tratamiento con productos de limpieza n indicados para la tapicería especifica del producto garantizado. En el caso de la tapicería en tela, preste especial atención a las indicaciones de composición y limpieza de cada una de ellas, reflejadas con etiquetas en el propio producto.
- Deterioro del color por exposición del producto a la acción de los rayos solares u otras fuentes de calor. Se recomienda una separación mínima de 60 cm., dependiendo de la potencia de dicha fuente y, en ningún caso, se expondrá el producto directamente a los rayos del sol.

El cuero es un producto natural expuesto a modificaciones en el color, la textura y la elasticidad. La presencia de pliegues, marcas o la posible falta de homogeneidad en el color, son características naturales del cuero (que denota su origen y la diferencia de productos artificiales), por lo tanto, no podrán considerarse como defectos de fabricación, quedando excluidas de esta garantía.

Asimismo, los sofás en piel natural en blanco o un tono muy claro, sufrían modificaciones de tono con el paso del tiempo, que no serán motivo de cambio.

La pérdida de volumen de la espuma de poliuretano, napas, fibras acrílicas, plumas y demás productos de relleno en almohadas (de asientos, respaldos, brazos y riñoneras) es consecuencia directa del uso de las mismas, por lo tanto, no debe confundirse con pérdidas de elasticidad o fatigas aceleradas debidas a causas del proceso de fabricación o a los materiales utilizados.

En los sofás cama, no se realizarán cambios ni devoluciones en los colchones que presenten una deformación debida al uso diario del producto.

En los sofás de piel en color blanco, blanco roto o beis muy claro, debe tener en cuenta que con el paso de los años y la exposición a fuente de luz artificial o a sol, pueden presentar un tono ligeramente amarillo. Se trata de un comportamiento natural de la piel y no se entenderá como un defecto de la misma.

Garantía en sistemas de descanso.

Todos los somieres, bases tapizadas y otros productos de descanso que son comercializados por MILANO cumplen la normativa europea con base en los criterios UNE-EN 1334.

Por otra parte, los núcleos de relleno de las fundas de los colchones están constituidos por materiales suaves y pueden modificar ligeramente su longitud, anchura y altura durante el transporte y durante el uso.

En concreto, se considera normal una pérdida del 10 % de la altura del colchón.

Por esta razón, no se aceptarán devoluciones por ligeras variaciones en la medida de longitud, altura y anchura final del producto. La garantía sobre manchas de humedad solo cubre los seis primeros meses desde la entrega del producto.

Si se trata de un problema de fabricación, estas manchas aparecerán durante los primeros 15 días, o, como máximo, el primer mes.

Una mancha después de seis meses de uso del colchón puede ser debida a múltiples factores externos al producto, como por ejemplo, problemas de humedad en la estancia, una alta sudoración del usuario o un mal uso del colchón.

Asimismo, ni los colchones de látex ni los visco elásticos se pueden poner sobre bases barnizadas o melanimadas, dado que este tipo de bases favorecen la aparición de humedades en el colchón.

Los colchones visco elásticos deben colocarse preferentemente sobre somieres de láminas o bases tapizadas. Si se colocan en otro tipo de superficies como por ejemplo camas bañera, tatamis, etc., deberá cuidarse al máximo la ventilación del equipo de descanso, pues este tipo de soportes impide la correcta aireación del colchón y pueden aparecer manchas de humedad, pudiendo el cliente como consejo cambiar la posición del colchón una vez por mes.

Al desembalar los colchones envasados al vacío, pueden aparecer arrugas en el tejido, que irán desapareciendo con el paso del tiempo y no suponen ningún impedimento para un correcto descanso. Por tato, no serán motivo de devolución.

Además, ninguno de nuestros colchones podrá descansar sobre somieres de muelles, quedando eliminada la garantía en el caso de utilizarse con estos.

En los somieres las láminas rotas no entrarán en garantía pasada la primera semana desde la entrega. La articulación de cualquier somier, siempre se deberá realizar desde la posición totalmente plana y con el durmiente tumbado sobre el colchón. Nunca se siente sobre partes articuladas. Los somieres articulados no serán válidos para colchones de muelles.

Todos los somieres, según su medida, soportan un peso corporal máximo, independientemente que haya una o varias personas sobre el mismo. En las medidas individuales desde 67 cm. hasta 105 cm. de ancho, el peso máximo es de 120 kg. Para somieres de un cuerpo y medida de 135 o 160 cm. de ancho, el peso total de los ocupantes de la cama será de 180 kg.

Por último, en los somieres gemelos, formados por dos cuerpos desde 67 cm. Hasta 105 cm no se deberán sobrepasar los 120 kg. en cada uno de los cuerpos del somier.